Música y Conciertos
FIHAV 2015
Música para niños: nuevos tiempos, viejas preocupaciones

 

Por: Onaisys Fonticoba Gener

Más que una tendencia, ofrecer a los niños música “de adultos” se ha convertido en una preocupación. Desde importantes debates en la prensa cubana a (merecidos) espacios en las sesiones del Parlamento, el tema ha ido ganando visibilidad y relieve hasta despuntar entre los más significativos hoy día.

Para la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (EGREM) el reto no solo ha sido producir música de buena calidad, sino acomodar los nuevos proyectos a los intereses propios de la niñez, cada vez más fluctuantes por el impacto de las nuevas tecnologías, entre otros factores.

De acuerdo con la musicóloga de esa institución, Gretel Garlobo, hace alrededor de una década que la Empresa se propuso reactivar su discografía para niños. De tal suerte, todos los años presenta un nuevo producto destinado a ese sector, ya sea un videojuego, animado o disco tradicional.

“A veces nos cuestionamos si un disco para niños puede venderse si no está acompañado de un audiovisual”, comentó Garlobo. “Y es cierto que si se hace así puede tener más aceptación; pero la experiencia ha demostrado que existe un público ávido de estos materiales, más allá del audiovisual”.

Lo cierto es que a mediados del 2009, cuando la compañía fue ganadora del Premio Cubadisco por el CD Música Infantil. Vol. III y IV —una compilación de cantos infantiles contenidos en su archivo—, los resultados de su estrategia ya podían constatarse. Apenas dos años antes sus directivos hablaban del lanzamiento de Chiquilín, disco que validó un nuevo concepto de producción: recrear el mundo infantil a través de la voz de cantantes bien establecidos dentro de otros géneros, e incluso, de actrices, actores y conductores de televisión.

Tanto Música Infantil como Chiquilín desempolvaron temas antológicos y populares de la canción infantil cubana y se encendieron “las luces de la memoria”; pusieron sobre el tapete la necesidad de reanalizar qué música escuchan los más pequeños y por qué la prefieren, debate que se mantiene hasta el momento.

Sin embargo, centrados en qué sucede en la infancia y porqué se mantiene la tendencia de consumir en edades tempranas música y otros productos hechos para adultos, olvidamos por momentos qué hacer para revertir esas situaciones. Olvidamos, como dijo José Martí, que educar es poner al hombre “al nivel de su tiempo para que flote sobre él y no dejarlo debajo de su tiempo, con lo que no podrá salir a flote”.

Para quienes crecimos acompañados de programas como Arcoiris Musical y Dando Vueltas; o un poco más atrás: Tía Tata cuenta cuentos, Caritas, Que siempre brille el Sol, Escenario escolar; o espectáculos como Planeta Azul y Cantándole al Sol, llama la atención la falta de espacios para la música infantil.

Aunque Cuba cuenta con excelentes composiciones dedicadas a ese público, escritas por artistas como Teresita Fernández, Liuba María Hevia, Rita del Prado, Kiki Corona, Lidis Lamorú; y otros que han incorporado a su producción este género (Carlos Varela, Silvio Rodríguez…), la música para niños no desarrolla todo su potencial.

Tal vez semejando los prejuicios establecidos en el campo literario, este género figura entre los “menores” o de menos relieve. Como si la educación musical —no solamente la impartida en las escuelas, sino la que se aprehende en todas las esferas de la vida— no cultivase la sensibilidad, los valores, el intelecto.

Mientras tanto, la EGREM continúa su apuesta por la música hecha para los infantes. Este año, anunció la propia Garlobo, se lanzarán los fonogramas Animada fantasía y Un día en la vida de un niño, de Kiki Corona. Además, se realizará un nuevo volumen de los Casi Chiflados, con el payaso Harold, y se reeditaron producciones como Cenicienta según los Beatles, Los cuentos de Andersen a la cubana y Las aventuras de Elpidio Valdés.

Asimismo, se prevé la presentación de una serie de videojuegos hechos en colaboración con el ICAIC y la Universidad de las Ciencias Informáticas, que combinan esa modalidad con la música cubana.

Advertisement EGREM

Noticias Cortas

  • cartel feria interancional del libro 2018Con motivo de la 27ª “Feria Internacional del Libro en Cuba” (FIL Cuba 2018), que se celebrará del 1 al 11 de febrero de 2018, la EGREM propone atractivas ofertas discográficas junto a las nuevas producciones de audiovisuales y variadas propuestas gastronómicas

     

     

  • jazz plazaDel 17 al 21 de enero se celebrará en La Habana el 33º Festival Internacional de Jazz de La Habana - "Jazz Plaza". Los espacios del Festival se extienden por toda La Habana, y su escenario principal es el Teatro Mella, cito en: Calle Línea e/ B y C, Vedado, La Habana, Cuba.

  • cucuruchoConcierto de Cucurucho Valdés presentando su más reciente producción discográfica “Con los pies en mi tierra”. La cita será en el Teatro Mella el próximo 16 de enero a las 9:00 pm. ¡Los esperamos!

Últimos Álbumes

Cucurucho Valdes

Con los pies en mi tierra
Formell y Los Van Van

Legado
Yaíma Sáez

Armonía
Alain Pérez

ADN
Septeto Turquino

Ligadito con el Son
Septeto Santiaguero

Raíz
Buena Fe

Sobreviviente
Roniel Alonso

Roniel Alfonso presenta El Son del XXI
Luis Franco

Que no me faltes
Toques del Rio

Pa q te sosiegues